Oviedo reduce las inversiones públicas al mínimo

Una cosa es planificar y otra ejecutar. El balance económico del actual Gobierno municipal de Oviedo, conformado en alianza por PP y Ciudadanos, revela las inversiones no han alcanzado los 4,5 millones de euros anuales, una cifra desconocida desde hace más de veinte años. La Concejalía de Nacho Cuesta, que agrupa los principales departamentos que han de ocuparse de invertir el dinero público (Urbanismo, Infraestructuras, Servicios Básicos y Medio Ambiente) solo ha gastado un 26% de lo que marcó en sus propios presupuestos: 17 millones de euros anunciados.

La concejala socialista Ana Rivas comparó ayer estas cifras con las del anterior ejecutivo, cuando gobernaron en coalición PSOE, Somos e Izquierda Unida. En dicho mandato se ejecutaron 80,8 millones de euros en inversiones directas, una media de 20,2 millones cada año. Por contra, PP y Ciudadanos lo han reducido a 4,5 millones, puesto que los otros 7,2 millones que ambos socios contabilizan corresponden en realidad a la segunda mitad de 2019, y a proyectos además arrancados por el anterior gobierno. “Un alcalde que se define como gestor y cree que la mejor política social es crear empleo ha frenado por completo las inversiones”, censuró Rivas.

Que las obras queden pendientes constituye lógicamente un lastre para el concejo. Al no cumplir los presupuestos, la administración contribuye a la paralización de la economía en un momento especialmente difícil por la pandemia de la Covid. Porque además se trata de proyectos anunciados, que empresas y particulares esperaban. Durante el anterior mandato, el concejal de Somos responsable de Economía, Rubén Rosón, fue constantemente acusado por los ahora responsables de las arcas de no gastar el suficiente dinero en inversiones públicas. Ahora, incluso Vox se suma a las protestas de Somos y socialistas por las ínfimas cifras, sobre las que el alcalde Alfredo Canteli no ha aportado ninguna explicación.

Cuesta, por su parte, ha defendido el porcentaje presupuestario ejecutado, culpando a la pandemia, y ha respondido a las críticas “me dan risa”, pues las rechaza por completo. Asegura que posee “una hoja de ruta” para mejorar la economía local. Canteli, por su parte, durante el último año se ha limitado a acusar al Gobierno regional de invertir poco en Oviedo en sus presupuestos de 2020.