El bipartito adjudica 360.000 euros sin concurso a la empresa que llevó la campaña de Canteli

Acto de campaña del PP en San Claudio. TWITTER.

El responsable del marketing electoral también trabaja para el Ayuntamiento a través de un contrato menor y una asesora del PP cita en su currículum a la misma entidad

El bipartito ha adjudicado un contrato de 360.000 euros sin que medie concurso previo a la empresa que llevó la campaña electoral al actual alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli (PP). Se trata de un encargo para la realización de una promoción turística de Oviedo a nivel nacional que se gestionó mediante un procedimiento de negociado por invitación, una fórmula habitual en los contratos menores, pero que llama la atención en este caso por el volumen del importe. La fórmula (evitar la licitación pública) la justifica el PP en la necesidad de urgencia del contrato por la COVID-19.

Se da la circunstancia de que el responsable de la campaña electoral de Canteli también ha acabado trabajando para el Ayuntamiento de Oviedo vía contrato menor de 18.000 euros al año para realizar “una auditoría” de las redes sociales municipales. Además, una de las asesoras contratadas por el Partido Popular en Oviedo explica en su currículum que su último trabajo antes de entrar en el Ayuntamiento como personal de confianza fue en esta empresa, Impact 5, coincidiendo con los meses de campaña electoral. La misma entidad figura en la lista de proveedores habituales de Alfredo Canteli en el Centro Asturiano y se encargaba, por ejemplo, de realizar la revista anual del club privado.

Demasiadas coincidencias para la oposición. El concejal de Somos Oviedo, Rubén Rosón, ha cargado contra la “política de amiguetes” del PP y ha criticado el abuso en los procedimientos de contratación amparándose en la urgencia de la COVID-19, una práctica de la que ya han alertado diferentes entidades, como la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación. En su último informe alerta de “riesgos para la competencia en la contratación pública de los contratos de emergencia”, a la vez que advierte de “determinadas influencias indebidas en las decisiones públicas”. Así, el organismo recomienda “tomar las precauciones oportunas a fin de facilitar la fiscalización de los contratos suscritos en condiciones tan precarias en términos de garantías procedimientales y legales”.

En palabras de Rosón, el PP “se parapeta” en la situación de pandemia para tramitar de urgencia “algo que no tiene que ver” y con un llamativo presupuesto “que va a parar un solo bolsillo”. La cantidad destinada a esta campaña de promoción es superior, ha explicado, que todo el presupuesto anual de publicidad del anterior gobierno municipal, conformado por Somos, el PSOE e IU.

Por su parte, el concejal de Hostelería de Oviedo, Alfredo García Quintana, ha ofrecido como toda explicación que “las críticas de Rosón indican que estamos en el buen camino” y que la elección “responde al proyecto, no la empresa”. En este sentido, llama la atención lo ajustado de los tiempos para elaborar un proyecto de tanta entidad, puesto que las ofertas se solicitaron vía correo electrónico el 26 de mayo y el contrato se adjudicó apenas quince días después, el 16 de junio.