Caos, peligro y fundido en negro en La Tenderina y alrededores

El pasado 14 de enero la situación era dantesca: todas las viviendas de la avenida de Torrelavega sin luz, más de lo mismo en las calles adyacentes, ni una sola farola encendida y apenas ningún semáforo funcionando en esta avenida. El riesgo de atropellos en el nivel diez y la información tan ausente como la luz que se nos fue cuando muchas familias estábamos preparando la cena. Muy romántica la cena a la luz de las velas, aunque no ayuda nada tener a los niños asustados y llorando a voz en grito. Y Canteli que nos prometió que iba a encender todas las farolas cuando llegara al Ayuntamiento, pero lo que nos preguntamos esa noche fue ¿dónde está Canteli? ¿¿dónde está el Ayuntamiento???

 

Esther Cueva Linares